← Volver

Publicado por Redacción i-ambiente el Dom, 14/01/2018 - 09:34

"Imaginad lo que se puede hacer con Galileo; no esperéis, innovad"

galileo

El sistema europeo de navegación por satélite Galileo empezará a ofrecer sus servicios iniciales a las autoridades públicas, las empresas y ciudadanos

Se prevé que toda la constelación tenga 30 satélites y esté completa en 2020 

BQ ya comercializa los primeros smartphones Galileo para poner a prueba aplicaciones a partir de una señal real

 

El sistema mundial de navegación por satélite europeo Galileo pondrá en marcha una nueva etapa para los servicios avanzados de posicionamiento, navegación y temporización a usuarios de todo el mundo. En la actualidad, la constelación Galileo ya tiene 18 satélites que ya están en órbita. Se prevé que toda la constelación tenga 30 satélites y esté completa en 2020. Con todo esto Galileo ofrecerá un posicionamiento más preciso y fiable a los usuarios finales.

Se espera que Galileo sea plenamente operativo a partir de 2020. Para esa fecha, se espera que contribuya a mejorar la navegación a bordo de los vehículos y las señales de telefonía móvil, refuerce la seguridad del transporte por carretera y por ferrocarril y sirva como catalizador para la creación de puestos de trabajo de I+D o de alta tecnología en toda Europa.

Con la Declaración de servicios iniciales, que la Comisión Europea podrá en marcha oficialmente en Bruselas, Galileo empezará a ofrecer, en combinación con GPS, los siguientes servicios gratuitos:

 

 

Ayuda en operaciones de emergencia

Actualmente, detectar a una persona perdida en el mar o en las montañas puede durar horas. Con el servicio de búsqueda y salvamento (SAR), una persona que haga una llamada de socorro desde una baliza compatible con Galileo puede ser encontrada y rescatada con mayor rapidez, ya que el tiempo de detección se reducirá a solo diez minutos. Dicho servicio debe mejorarse en el futuro, notificando al remitente de la llamada de emergencia que se le ha localizado y enviado ayuda.

Navegación más precisa para los ciudadanos

El servicio abierto de Galileo ofrecerá un servicio comercial gratuito de posicionamiento, navegación y medida del tiempo que puede ser utilizado por circuitos integrados compatibles con Galileo en teléfonos inteligentes o sistemas de navegación de automóviles. Algunos de dichos teléfonos inteligentes se comercializan desde otoño de 2016, y ahora pueden usar las señales para ofrecer un posicionamiento más exacto. En 2018, Galileo estará incorporado en todos los nuevos modelos de vehículos vendidos en Europa, con lo que ofrecerá mejores servicios de navegación en varios productos y permitirá el sistema de llamada de emergencia eCall. Las personas que utilicen los dispositivos de navegación en las ciudades, donde los edificios altos bloquean a menudo las señales de satélite, se beneficiarán especialmente de la mayor precisión de posicionamiento que ofrece Galileo.

Mejor sincronización temporal de las infraestructuras críticas

Gracias a sus relojes de alta precisión, Galileo ofrecerá una sincronización temporal más sólida en las operaciones bancarias y financieras, las telecomunicaciones y las redes de distribución de energía, como las redes inteligentes. Esto ayudará a desarrollar dichas actividades de forma más eficaz.

Servicios seguros para los poderes públicos

Galileo también ofrecerá apoyo a los organismos públicos, como los servicios de protección civil, los servicios de ayuda humanitaria, los agentes de aduanas y la policía, a través del servicio público regulado. Ofrecerá a las administraciones públicas un servicio especialmente sólido y totalmente cifrado en situaciones de crisis o de emergencia nacional, como ataques terroristas, para garantizar la continuidad del servicio.

 

El Vicepresidente de la Comisión Maroš Šefčovič, responsable de la Unión de la Energía, ha declarado:

«La geolocalización es un aspecto esencial de la actual revolución digital y ofrece nuevos servicios que transforman nuestras vidas cotidianas. Galileo multiplicará por diez la exactitud de la geolocalización y propiciará la próxima generación de tecnologías basadas en la localización, como los automóviles autónomos, los dispositivos conectados, o los servicios de las ciudades inteligentes.

Hoy hago un llamamiento a los empresarios europeos y les digo: imaginad lo que se puede hacer con Galileo; no esperéis, innovad.»

 

Los servicios iniciales de Galileo los gestiona la Agencia del GNSS Europeo (GSA). El conjunto del programa Galileo es gestionado por la Comisión Europea, que ha transferido a la Agencia Espacial Europea (AEE) la responsabilidad del despliegue del sistema y del apoyo técnico a las tareas operativas. 

La empresa española BQ ya comercializa los primeros teléfonos inteligentes Galileo, y se prevé que otros fabricantes hagan lo mismo a continuación. Esto permitirá también a los desarrolladores de aplicaciones poner a prueba sus ideas a partir de una señal real.

Para ampliar la constelación Galileo, en los próximos años se lanzarán nuevos satélites, que mejorarán gradualmente la disponibilidad de Galileo en todo el mundo. Se espera que en 2020 la constelación esté completa y Galileo alcance su plena capacidad operativa. 

 

 Por su parte, la Comisaria Elzbieta Bieńkowska, responsable de Mercado Interior, Industria, Emprendimiento y Pymes, ha declarado:

«Los servicios iniciales de Galileo suponen un logro importante para Europa y el primer resultado de nuestra reciente Estrategia Espacial. Son producto de un esfuerzo concertado para concebir y construir el sistema de navegación por satélite más exacto del mundo. Demuestran la excelencia tecnológica de Europa, sus conocimientos y su compromiso de ofrecer servicios y aplicaciones basados en el espacio. Ningún país europeo hubiera podido hacerlo solo.»

La Declaración de servicios iniciales de Galileo implica que los satélites y la infraestructura terrestre de Galileo están ya listos desde el punto de vista operativo. Estas señales serán muy precisas, pero no estarán disponibles en todo momento. Por eso, en la fase inicial, las primeras señales de Galileo se utilizarán en combinación con otros sistemas de navegación por satélite, como GPS.