← Volver

Entrevista a RAFAEL VALENZUELA

INVESTIGACIÓN GOBIERNO ABIERTO

Rafael Valenzuela Mendoza es profesor e investigador del Instituto de Ciencias Sociales y Administración, de la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez (México). Doctor en Política Pública por la Escuela de Graduados en Administración Pública y Política Pública (EGAP-Gobierno y Política Pública) del Tecnológico de Monterrey. En 2015 fue nombrado miembro del Jurado en el OGP-U Summit, de la Cumbre Internacional de la Alianza por el Gobierno Abierto, para evaluar proyectos de jóvenes universitarios, enfocados al gobierno abierto. Es coordinador del área temática del gobierno abierto para el XX Congreso Internacional del Centro Latinoamericano de Administración para el Desarrollo (CLAD), celebrado en Lima, Perú. En 2014 ingresó al Sistema Nacional de Investigadores en México y ha escrito diversos artículos de investigación en gobierno abierto e implementación de política pública. Es coautor del libro Gobierno Abierto ¿Más innovaciones? ¿Más gobierno? ¿Más sociedad? Propuestas para gobiernos locales, publicado en M.A. Porrúa.

Es uno de los máximos referentes del pensamiento del Gobierno Abierto en Latinoamérica, y Eridania Bidó Fernández tuvo el gran gusto de entrevistarlo en exclusiva para nuestro medio "amigo", Política Comunicada.

 

Sabemos que Gobierno Abierto es un concepto relativamente joven, ¿qué lo motiva a interesarse en investigar y escribir sobre este tema?

Me motiva la idea del gobierno abierto como factor de cambio en el quehacer de las administraciones públicas. Si bien se define de múltiples formas, me gusta entenderlo como una forma de gobernar que permea la gestión, la estrategia, las políticas y las metas del gobierno. Para ser abierto el gobierno, se necesita la participación ciudadana y garantizarle a ésta el derecho de acceder a la información pública. Es decir, la apertura requiere ir más allá de la sola transparencia, entendida ésta como la obligación de los gobiernos de informar. Es imprescindible garantizar el acceso a la información pública y generar incentivos en el uso de la información. A manera de ejemplo, comento que los problemas de corrupción no se resuelven con más transparencia, pero quizá si con el gobierno abierto. Tenemos enorme reto enfrente, gobierno y sociedad.

¿Cuál considera es el mayor aporte o contribución que desde este organismo se está haciendo para fortalecer la consolidación del Gobierno Abierto en la región?

El CLAD llega al debate del gobierno abierto en el momento adecuado. Bajo el liderazgo de Gregorio Montero y su equipo de trabajo se han realizado acciones que han puesto el tema en la agenda de los países de América Latina. Entre sus aportaciones es la creación del área temática de Gobierno abierto y el necesario impulso a la ética, la transparencia y la participación ciudadana en el sector público, que agrupa en los últimos tres congresos a especialistas, practicantes, consultores y servidores públicos comprometidos con la apertura del gobierno.

¿Cuáles son los desafíos a que se enfrenta Latinoamérica en estos procesos transformadores y en el caso específico, en la consolidación del Gobierno Abierto?

Grandes desafíos para tener resultados en la implementación del gobierno abierto. Se requiere de superar las barreras de una nueva cultura organizacional y aterrizar cambios minúsculos, hasta cambios mayúsculos. Por eso el gobierno abierto atraviesa toda la administración pública. Me refiero a cambios desde el servicio público de ventanilla, hasta la aplicación de leyes, cambios en los procesos, que exigen cambios en los resultados. Gobierno abierto debe mejorar la calidad de vida de los ciudadanos. Es toda una reforma del Estado, pero todo un cambio de actitud en el servicio público, que incluye hasta el ciudadano mismo. Si se pueden hacer sinergias y podemos lograr mejores resultados entre gobierno y ciudadanos, ¿Por qué no hacerlo? En la respuesta podrían estar configurados grandes retos en la implementación, para llegar al como hacerlo.

¿Qué beneficios aporta el desarrollo del Gobierno Abierto en la Administración Pública de Latinoamérica?

Muchísimos beneficios. Gobierno abierto es reflejo de lo que se conoce como una sociedad abierta, en la cual se propone una sociedad democrática que busca llevar el conocimiento a todos los rincones posibles. El conocimiento debe estar abierto a la ciudadanía, de ahí que la sociedad civil organizada alrededor de los datos y la información públicas, será detonador de procesos de apertura que en este momento pueden parecer imposibles, como lo fue la creación de la computadora en el siglo xx. Ahora estamos hablando de crear el gobierno del siglo xxi, y eso pasa necesariamente por procesos de apertura vía la participación colaborativa de gobierno y ciudadanos.

Los gobiernos de Latinoamérica tienen en el gobierno abierto, la oportunidad de organizar la información pública, sus archivos y generar valor social, a partir de procesos detonadores de la apertura en la solución de problemas.

¿El gobierno abierto desde mi punto de vista debe ser una relación ganar-ganar, ¿Cuales ventajas considera usted representa su desarrollo tanto para las administraciones como para los ciudadanos?

Es un ganar- ganar entre gobierno y ciudadanos, entre Estado y sociedad. Es un ganar para los impulsores de la apertura gubernamental, es un perder para quienes tienen intereses en que la corrupción se mantenga, en debilitamiento del Estado y la sociedad.

¿Cuál ha sido el avance más significativo que ha tenido la región en el tema, y que país puede mostrar mayores niveles de cumplimiento de los principios de Gobierno Abierto?

Actualmente se tienen varios avances en el gobierno abierto. Unos se consiguen en la evaluación de los planes de acción de la Alianza por el Gobierno Abierto (AGA), iniciativa pionera lanzada en 2010 y formalizada en Naciones Unidas en septiembre de 2011. Otros, en el ABRELATAM, y sobre datos abiertos podemos ver el índice global de daros abiertos, en el cual se consigna un avance desigual en la materia. Por otra parte, se tienen experiencias subnacionales y locales en toda América latina y el Caribe, lo que refleja avances, pero también el tamaño de los retos por superar. Pronto el CLAD se sumará con una carta iberoamericana en la que se definirán las directrices, recomendaciones y valoraciones para lograr la apertura gubernamental y de la administración pública.

 
*Entrevista realizada por Eridania Bidó Fernández, Contadora de profesión, MAGP, Especialista en Función Pública, Gestión de la Calidad, ISO 9001, Vicepresidente Ejecutiva CPDL-RD @cpdlrd con más de 8 años de trayectoria profesional a nivel público. Facilitadora en temas de Función Pública, Calidad (Marco Común de Evaluación, CAF), Carrera Administrativa. Sigue a Eridania en Twitter @eridaniabidof