← Volver

Entrevista a JUAN PABLO YUMHA

Construcción Sostenible Gobierno de Chile

Juan Pablo Yumha Estay es Secretario Ejecutivo de Construcción Sustentable, del Ministerio de Vivienda y Urbanismo (@Minvu), Gobierno de Chile

Entrevistamos hoy al Sr. Juan Pablo Yumha Estay, Secretario Ejecutivo de Construcción Sustentable, del Ministerio de Vivienda y Urbanismo (@Minvu), Gobierno de Chile.

El Sr. Yumha es arquitecto, especializado en evaluación de proyectos y gestión de calidad, gestión urbana, arquitectura bioclimática y sustentabilidad. Ha trabajado en ámbitos diversos, entre los que destaca el desarrollo de centros de salud para la firma Vilva Co., en la ciudad de Los Ángeles (California). Desde 2008 forma parte de la División Técnica del Minvu, y en 2012 fue nombrado encargado de la Secretaría Ejecutiva de Construcción Sustentable que se creó dentro de dicho Ministerio, desde donde le ha tocado liderar el equipo de Construcción Sustentable, y desarrollar e implementar la Estrategia de Construcción Sustentable 2013-2020. Dicha estrategia tiene como objetivo principal mejorar la calidad de vida de los ciudadanos, incorporando criterios de sustentabilidad en edificaciones e infraestructuras.

Agradecemos al Sr. Yumha (@jpyumha) que haya accedido a ser entrevistado por el Portal i-ambiente.

CONSTRUCCIÓN SOSTENIBLE

I-AMBIENTE: De los desafíos que hay por delante, tal vez el primero sea estar de acuerdo en qué entendemos por sostenibilidad. Aunque sea empezar por lo básico, ¿de qué hablamos cuando hablamos de “Construcción Sostenible”?

J.P. JUMHA: Hablamos de llevar el concepto “desarrollo sostenible” al área de la construcción; dicho de otro modo, es la forma en la que el sector se desarrollará en el futuro, teniendo como objetivo mejorar la calidad de vida de las personas hoy, asegurando, al mismo tiempo, el buen pasar de las nuevas generaciones.

El concepto desarrollo sustentable está definido en la Ley N° 19.300 de Bases del Medio Ambiente de Chile, como “el proceso de mejoramiento sostenido y equitativo de la calidad de vida de las personas, fundado en medidas apropiadas de conservación y protección del medio ambiente, de manera de no comprometer las expectativas de las generaciones futuras”. Este concepto incluye el desarrollo equilibrado y coordinado de tres dimensiones: económica, social y ambiental.

Por otro lado, el concepto de construcción sustentable se definió en el Convenio Interministerial –del cual se habla más adelante–, como “un modo de concebir el diseño arquitectónico y urbanístico, que se refiere a la incorporación del concepto de sustentabilidad en el proceso de planificación, diseño, construcción y operación de las edificaciones y su entorno, y que busca optimizar los recursos naturales y los sistemas de edificación, de tal modo, que minimicen el impacto sobre el medio ambiente y la salud de las personas.”

 

I-AMBIENTE: ¿Hablamos de repercusiones en la economía o más bien en la calidad de vida de las personas? 

J.P. YUMHA: En ambas. Hablamos de un modo de construir de forma más responsable, considerando el ciclo de vida, en donde los tres pilares del desarrollo sustentable –económico, social y ambiental– están de forma omnipresente.

Por lo mismo, esperamos que todas las repercusiones derivadas de esta estrategia sean positivas, tanto para la economía, como para el individuo, la sociedad y el medio ambiente.

 

I-AMBIENTE: Los impactos negativos de la construcción, ¿en qué ámbito son mayores? ¿Manejan cifras del impacto del sector de la construcción en su país en cuanto a emisiones CO2 y a consumo de energía?

J.P. YUMHA: Partamos con algunos datos sobre los impactos positivos derivados de la construcción. En Chile se estima que, la producción total de la industria (de la construcción) aporta un promedio del 7,8% del PIB nacional[1], y representa un 8,46% de los empleos[2] .

Por otro lado, como impactos negativos, se tiene que la construcción es responsable del 34% de la generación de residuos sólidos[3]. Asimismo, el 33% de las emisiones de gases efecto invernadero (GEI)[4] son generadas por el sector residencial, público, comercial, ligado íntegramente a edificaciones. Este mismo sector es responsable, si sólo consideramos la etapa de operación, del 26% del uso final de energía[5] en el país. Finalmente, el agua potable sanitaria, que se utiliza principalmente en edificaciones, corresponde a un 6% de los usos consuntivos los recursos hídricos[6].

Por lo tanto, a partir de las cifras mencionadas, se puede concluir que los cambios positivos que se puedan realizar al respecto tienen un gran potencial de impacto. Visualizamos una oportunidad para el país.

ESTRATEGIA GOBIERNO DE CHILE

I-AMBIENTE: ¿En qué momento decide el Gobierno de Chile que la “construcción sostenible” requiere de una Estrategia Nacional?

J.P. YUMHA: Tiendo a pensar que la decisión es parte de un proceso largo, una sumatoria de acciones e ideas a las cuales les llegó su tiempo y que se agrupan con la lógica de un concepto y una estrategia.

Si existe un momento en el cual se detona la necesidad de disponer de una estrategia nacional es en  el contexto de Rio+20, en donde tuve la suerte de asistir en compañía del jefe de la División Técnica del Minvu, Ragnar Branth, con quién, luego de largas conversaciones en las que tratábamos de asimilar la cantidad de información y conceptos nuevos recibidos, vimos con claridad esta necesidad.

Al regreso, y en acuerdo con los ministerios firmantes del convenio, nos dispusimos a redactar de común acuerdo la estrategia nacional de construcción sustentable. Su realización se prolongó desde fines de 2012 hasta mediados de 2013 para finalmente ser oficializada por el acto administrativo correspondiente hacia fines del mismo año.

 

I-AMBIENTE: ¿Tienen algún tipo de acuerdo interministerial, o es una estrategia exclusiva del Ministerio de Vivienda?

J.P. YUMHA: Sí. El día 1 de agosto de 2012, después de casi un año de trabajo, se firmó un convenio marco de colaboración entre los  ministerios de Obras Públicas, Vivienda y Urbanismo, Energía y Medio Ambiente, con el objetivo de coordinar, promover, difundir y fomentar la construcción sustentable en el país.

De este convenio deriva la estrategia y el trabajo conjunto realizado por la secretaría ejecutiva, en construcción sustentable.

 

I-AMBIENTE: Si hablamos de estrategia, es porque había/hay un problema ¿De qué se parte, cuál diría que es/era el problema inicial que lleva a implementar dicha estrategia?

J.P. YUMHA: Yo no lo llamaría precisamente un problema. Históricamente se habló de buscar calidad en la construcción, no obstante los avances en esa línea fueron parciales, sin una guía clara y sin poner la calidad de vida de las personas como foco central. Se ha avanzado por prioridades. Las realidades, necesidades y posibilidades de nuestro país han evolucionado con el tiempo.

Las primeras aproximaciones en términos de calidad fueron en materia de seguridad estructural, de acceso a servicios básicos, y de aumento del tamaño de la solución habitacional. Hoy Chile cuenta con una sólida normativa estructural, tiene una de las mayores penetraciones de acceso a las redes, de energía y sanitaria de calidad, a nivel mundial, y ha aumentado significativamente los metros cuadrados por habitante entregados en cada vivienda. Chile es un país que ha enfrentado el déficit habitacional cuantitativo con políticas exitosas, pero se mantiene una deuda con la calidad asociada, principalmente, a mejorar las condiciones de habitabilidad y confort de las viviendas y edificaciones en general, de un modo eficiente y responsable.

Valiosos fueron, y siguen siendo, los acercamientos sectoriales que por años han buscado enfrentar las diversas falencias asociadas a la calidad de las construcciones y a las externalidades negativas generadas por éstas. Sin embargo, la falta de una visión holística que considere a las viviendas, edificaciones e infraestructuras como un sistema complejo que debe responder desde todos los ámbitos a las necesidades de sus habitantes –buscando entregar confort para mejorar la calidad de vida, tomando en cuenta las condiciones locales, siendo eficiente en el uso de recursos, considerando el ciclo de vida completo y minimizando el daño ambiental que se pueda generar–, fue por años, y seguramente sigue siendo, una falencia.

Como consecuencia de lo anterior, con el ánimo de ponernos de acuerdo en el cómo avanzar en la transición hacia un modo de construir con criterios de sustentabilidad, aparece la necesidad de disponer de una estrategia.

 

I-AMBIENTE: ¿Qué oportunidades y metas se plantea el Ministerio a medio plazo?

J.P. YUMHA: En la estrategia, la meta principal a alcanzar es que, al año 2020, todas las edificaciones e infraestructuras sean construidas con consideraciones de sustentabilidad. Asociado a lo anterior se persigue aportar, desde el sector comercial, público y residencial, a los compromisos nacionales de reducción del 12% del consumo energético, y del 20% de gases efecto invernadero, tomando como base las proyecciones “business as usual” realizadas al 2020. Además, se busca contribuir desde el sector construcción al compromiso de que un 10% de la energía deberá ser generada por fuentes renovables no convencionales al año 2024.

Como oportunidad, y basados en el diagnóstico realizado por el programa de innovación en Construcción Sustentable, Secretaría Ejecutiva de CS – Innova CORFO, se vislumbra un potencial de negocio al promover el concepto de sustentabilidad en el sector construcción de 2.000 MMUS$/AÑO.

Del mismo modo se ha estimado que preparar en estos temas a nuestra industria le permitirá estar al frente del conocimiento en estas materias a nivel regional.

Tal vez la principal oportunidad que visualizamos está en los beneficios asociados a la reducción de los consumos, lo cual, a micro escala, implica ahorros familiares y, a macro escala, un ahorro país importante. A ello se suma la reducción de emisiones de GEI, contaminación intra-domiciliaria, generación de residuos y la reutilización de materiales, entre otros, los cuales tienen impactos positivos sobre la economía, la sociedad y el medio ambiente.

La oportunidad está en acelerar nuestra transición a la construcción sustentable. Cada edificio que se construye sin estos criterios es un despilfarro de recursos tanto en su construcción como en su posterior operación.

 

I-AMBIENTE: ¿Y el camino para lograrlas?

J.P. YUMHA: La estrategia da el marco y establece el camino, pero para alcanzar los objetivos se requieren acciones concretas.

El listado es largo, pero a modo de ejemplo señalaré una acción por cada eje de la estrategia:

  • En el primero, denominado Hábitat y Bienestar, se deberá avanzar en programas que fomenten la construcción de edificaciones con criterios de sustentabilidad. Hoy existen programas de renovación de fachadas para mejorar la envolvente térmica en vivienda de connotación social. Falta mejorarlo y abordar todo tipo de edificaciones tanto nuevas como usadas.
  • En Educación, se deberán definir los estándares y los criterios de sustentabilidad. Para esto hemos avanzado en el desarrollo de un Código de Construcción Sustentable Para Viviendas, en colaboración con el BRE británico.
  • El eje de Innovación es también un gran desafío. Por lo mismo se ha trabajado en conjunto con Innova Chile, de CORFO, para desarrollar un programa de innovación y emprendimiento en construcción sustentable, el cual ha finalizado recientemente su etapa de diagnóstico.
  • Por último, respecto de Gobernanza se deberá buscar consolidar la institucionalidad y proyectar el trabajo realizado a la comunidad internacional. Al respecto nos encontramos trabajando en el desarrollo de una NAMA con la estrategia, y, en conjunto con CEPAL, estamos potenciando  la utilización de nuestra estrategia como referente regional en la materia.

 

I-AMBIENTE: ¿Es la calidad de vida del ciudadano el objetivo fundamental de la estrategia del Gobierno a este respecto?

J.P. YUMHA: Sí. Es y debe ser el centro.

En la Estrategia Nacional de Construcción Sustentable se establece que “se hace presente que el desarrollo de la construcción sustentable mediante los lineamientos establecidos por la presente estrategia permitirá mejorar la calidad de vida de las personas, siendo éstas y la sociedad en su conjunto las principales beneficiadas por este instrumento.”

Con el ánimo de remarcar que la calidad de vida del ciudadano es el objetivo central, se definió construcción sustentable desde un punto de vista económico del siguiente modo: “edificaciones que generan valor al mejorar la calidad de vida de las personas equilibrando los aspectos sociales, económicos y medioambientales a lo largo de todo el ciclo de vida.”

 

I-AMBIENTE: ¿Obliga por igual la normativa que han desarrollado, a edificios públicos y privados?

J.P. YUMHA: El ámbito de aplicación de la estrategia de CS y sus productos son edificaciones e infraestructuras tanto públicas como privadas.

Respecto de las obligaciones normativas, dependerá del tipo de norma dispuesta. Se ha establecido que hay ciertas temáticas y estándares que deben tener un tiempo de utilización referencial / aspiracional, por lo que la normativa relacionada sería voluntaria, al menos en un principio.

Por otro lado, existen obligaciones normativas establecidas en la Ordenanza General de Urbanismo y Construcciones (OGUC), las cuales se irán incrementando, tanto en cantidad como en exigencia, con el fin de tener al 2020 un set normativo obligatorio que considere criterios de sustentabilidad en todas las áreas declaradas con un standard mínimo suficiente.

PALABRAS FINALES

Para finalizar, me gustaría agregar y recalcar que la estrategia no es más que un documento que declara una intención, que nos pone de acuerdo en el qué, el cómo y el cuándo desarrollar acciones que nos permitan alcanzar las metas transformacionales declaradas en ella. 

Ninguna de las personas que trabajó en el desarrollo de esta iniciativa, ni las que se sumarán en el camino, serán suficientes por si mismas para alcanzar los objetivos planteados. El cambio de rumbo sólo será posible comprendiendo la responsabilidad que recae sobre nuestros hombros, de estar definiendo el futuro de la sociedad hoy. Nos debemos sentar en la misma mesa actores de interés público y privado para acordar en conjunto el camino a seguir para lograr incorporar el desarrollo sustentable al sector de la construcción.


[1] Banco Central (2012). Aporte promedio 2008-2011 del sector de la construcción al PIB, series actividad económica.

[2]INE (2012). Ocupación por rama de actividad económica nacional.

[3] CONAMA (2010). Primer reporte del manejo de residuos sólidos en Chile. p.4.

[4] MMA (2012) Informe Estado del Medio Ambiente.

[5] CNE (2010). Balance Nacional de Energía. Consumo energético residencial, público y comercial. No considera ciclo de vida de la construcción ya que no se ha analizado información al respecto.

[6] Ayala (2010). Aspectos técnicos de la gestión integrada de las aguas (GIRH) – Primera etapa diagnóstico. Informe preparado para el diagnóstico de la gestión de los recursos hídricos. Santiago, Chile, en Informe realizado por el Banco Mundial, titulado “Diagnóstico de la gestión de los recursos hídricos” de 2011.

Entrevista realizada por Susana Cegarra (@CegarraSusana)