← Volver

Entrevista a JAVIER GARCÍA

FUNDADOR DE RIVE TECHNOLOGY

  • Una de las personas que trabajan en la agenda tecnológica de Davos es el profesor universitario y fundador de Rive Technology Javier Garcia Martínez, miembro del consejo de nanotecnología, y miembro del consejo global del Foro Económico Mundial (WEF).

  • Explica qué nos deparará la edición de 2016 del principal evento del World Economic Forum.

 

 

La agenda tecnológica de Davos:

oportunidades tecnológicas

 

Ya no es el pez grande el que se come al chico, sino que es el rápido el que se come al lento

 

Cada año, el Consejo Global del Foro Económico Mundial se reúne para definir la agenda de Davos del próximo año. En esta ocasión, Abu Dhabi fue la ciudad escogida para acoger del 25 al 27 de octubre a los miembros de este consejo. El presidente del Foro, Prof. Klaus Schwab abrió la reunión indicando que estamos viviendo en una cuarta revolución tecnológica en la que "ya no es el pez grande el que se come al chico, sino que es el rápido el que se come al lento".

 

¿Cuáles son las tecnologías a las que debemos prestar más atención en los próximos años en opinión del Foro Económico Mundial?

Cada año publicamos una lista con diez tecnologías que, una vez han sido desarrollas y probadas en el laboratorio, creemos que pueden redefinir industrias completas o dar lugar a nuevos modelos de negocio. Todas ellas constituyen excelentes oportunidades para empresas consolidadas y emprendedores atentos. Entre ellas están la nueva generación de drones capaces de reconocer y evitar obstáculos de forma autónoma o los materiales que se autorregeneran cuando se cortan o desgarran sin la intervención humana y que podrían prolongar la vida útil de bienes manufacturados y reducir la demanda de materias primas. Gracias a la nanotecnología ahora ya es posible administrar fármacos con enorme precisión dentro o alrededor de una célula afectada pueden brindar oportunidades sin precedentes de tratamientos más eficaces, reduciendo al mismo tiempo efectos secundarios adversos. Las nanopartículas dirigidas que se adhieren al tejido afectado facilitan la administración a microescala de compuestos terapéuticos potentes, minimizando al mismo tiempo su impacto sobre el tejido sano. Estas y otras tecnologías que redefinirán nuestro futuro en los próximos años pueden encontrarse en la web del Foro.

Como en ediciones anteriores, la de 2016 que se publicará coincidiendo con la reunión anual de Davos.

 

¿Cuáles son los mayores riesgos que representa la tecnología en los próximos años?

Uno de los riegos más importantes es que la tecnología contribuya a incrementar las desigualdades. Aquellos que tienen los recursos humanos y financieros para desarrollar nuevas tecnologías son los que liderarán la economía del futuro. Las empresas tecnológicas han creado mucha riqueza en los últimos años, pero ésta se concentra en unos pocos mientras que muchos han perdidos sus trabajos reemplazados por máquinas o simplemente por software.

Es bueno que la tecnología haga más eficientes y nos libere de los trabajos más duros o peligrosos y de aquellos repetitivos en los que la persona añada poco valor. Pero esto debe hacerse de forma que no se incremente las desigualdades sociales y cree más desempleo.

Para ello es fundamental dar el paso definitivo hacia la economía del conocimiento, prepararnos para desarrollar tareas creativas que aporten valor. Nada de esto será posible sin una revolución en el sistema educativo que nos permita abandonar el modelo actual que trata a todos los alumnos de la misma forma, les enseña los mismos contenidos y les exige los mismos resultados. Los avances en inteligencia artificial y en educación online hacen posible un aprendizaje personalizado para cada uno de nosotros, porque todos somos estudiantes en esta nueva economía del conocimiento.

 

¿Qué oportunidades hay para España?

España se encuentra en un momento de inflexión para el futuro de nuestra economía. La mejora en las cifras macroeconómicas se debe en buen parte a los sacrificios que han hecho especialmente los sectores más débiles de nuestra sociedad, no tanto a la mejora de nuestra competitividad, a más innovación o la diversificación de nuestra economía. Si queremos que todos nos beneficiemos del crecimiento económico necesitamos un nuevo tipo de economía, una economía basada en la innovación y el conocimiento, porque los países que invierten en I+D son los que más han sufrido menos las consecuencias de la crisis y los ajustes.

España tiene excelentes investigadores, y esta es una enorme oportunidad para nuestro país. A pesar de estar en el vagón de cola de la inversión en I+D de Europa, estamos entre los diez países con mayor producción científica del mundo. Este es un indicador claro de que nuestros científicos saben utilizar muy bien los recursos con los que cuentan. Merece la pena invertir en ellos. Pero no sólo se trata de invertir más, sino de invertir mejor, es decir con objetivos a largo plazo y programas estables.

 

¿Cuáles son las principales oportunidades que se abren para nuevos negocios vinculados a la ciencia en todo el mundo?

En los próximos años vamos a ver la convergencia de muchas tecnologías y sin duda esto va a dar lugar a enormes oportunidades de negocio.

En el sector de la salud, la medicina personalizada va a dar un salto enorme con la implantación generalizada de los wearables, es decir relojes, pulseras... pero pronto ropa, tatuajes, implantes incluso nanocápsulas que permitan monitorizar y responder a cambios en constantes vitales, niveles de indicadores como la glucosa, o incluso la presencia de marcadores tumorales en nuestro organismo.

En el campo energético estamos viendo un enorme desarrollo de los sistemas de almacenamiento de energía como nuevas baterías capaces de almacenar rápidamente enormes cantidades de corriente. Estos sistemas son una gran oportunidad tanto para los teléfonos móviles y portátiles de los próximos años -que requerirán mayor consumo energético pero también una recarga rápida y duradera-, como para las energías renovables que para su desarrollo completo requieren de sistema de almacenamiento de grandes cantidades de corriente en la red para cuando la demanda energética lo requiere.

En electrónica los nuevos materiales transparentes y conductores como el grafeno y otros materiales bidimensionales hacen ya posible fabricar pantallas táctiles irrompibles y flexibles para teléfonos móviles, tabletas y televisiones más ligeros o que puedan apartarse a cualquier superficie.

En todo caso, lo más interesante que va a ocurrir en tecnología en los próximos años es lo que no podemos imaginar, y por eso es necesario seguir apostando por nuestros investigadores e innovadores, porque sus descubrimientos son la base de las empresas del futuro.

También publicado en El Mundo