Nuestras ciudades habitables y libres de coches

Por Ludo Campbell-Reid1, Auckland- Pilar Conesa2, Boyd Cohen3 - Barcelona - Sunil Dubey4, Sydney -  Karuna Gopal5, Hyderabad GIUI6, Guangzhou, - Christer Larsson7, Malmö – Carlos Moreno8, Paris –Jorge Perez Jaramillo9, Medellin – Germanico Pinto10, Quito - Gaëtan Siew11 & Zaheer Allam12, Port Saint Louis – Brent Toderian13, Vancouver.

Traducción Guillermo Mas (@Guille_Mas)

Un gran esfuerzo es necesario para que todo el ecosistema urbano

tome parte con creatividad y compromiso en la transformación

de las ciudades, para hacerlas más habitables y más vivas

 

 

Una nueva edición de la “Paris sin coches” tendrá lugar el próximo 25 de septiembre.

Una amplia área de la ciudad permanecerá cerrada al tráfico rodado y las riberas del río estarán disponibles para los ciudadanos.

Queremos abordar el tema de la ciudad y los coches, bajo la luz de nuestros trabajos como expertos internacionales que somos.

Presentes en los cinco continentes, estamos interesados en comprender la dinámica que subyace en el desarrollo del mundo urbano, en el crecimiento de las ciudades, en el cambio de paradigma y cómo hacen frente a las necesidades de la vida urbana, particularmente en el campo de la movilidad.

Numerosos informes han sido producidos en los últimos años sobre la salud urbana y el vínculo con la polución del aire, y especialmente, con las partículas finas relacionadas con el tráfico automotor.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha creado a escala mundial, una base de datos de la contaminación atmosférica urbana.

La OMS ha podido comparar los niveles de pequeñas y finas partículas (PM10 y PM2,5) en 795 ciudades de 67 países en un período de cinco años (2008-2013).

Con la actualización de 2016, la OMS apunta que la contaminación del aire en áreas urbanas continúa progresando a un paso alarmante, con efectos devastadores sobre la salud humana. Más del 80% de la población que vive en zonas urbanas, donde la polución del aire se vigila, están expuestos a niveles de calidad del aire que no respetan los límites establecidos.

Tal y como las ciudades crecen, como el epicentro de la actividad humana, esto nos lleva a confrontar la transformación urbana donde lo que está en juego es mucho más que sólo la salud pública.

Estamos enfrentan un desafío crucial de encrucijadas urbanas que se encarnan y son visibles hoy en día en nuestro quehacer cotidiano. Nuestra acción como expertos es ayudar a las ciudades a luchar contra la polución del aire de forma sistémica, para la re-apropiación de la ciudad por los peatones, por que el agua y la biodiversidad sean priorizados como fuentes y lugares de vida, para que el ciudadano y las dinámicas sociales se expresen en los espacios públicos, para que estos sean mejorados y agrandados, incluyendo el espacio provenniente de lo que ahora pertenece a las autopistas urbanas y alejando así a los coches de los centros urbanos.

Es una cuestión de ser equitativo frente a los desafíos de este siglo, para reinventar la vida en nuestras ciudades, encontrar de nuevo una identidad específica, ayudar a hacerlas más policéntricas, respirables, vivibles, fluidas e imaginar otros tipos de habitabilidad, trabajo, movilidad y sentimiento de la ciudad.

Ya hoy en día, la ciudad por la que caminamos, la ciudad de las bicis y los coches eléctricos compartidos, o de la ciudad aérea del funicular o los barcos-bus se están haciendo familiares para nosotros.

Otros modos llegarán con la implementación de los autobuses bajo demanda, y los nuevos medios de transporte, con los transbordadores urbanos eléctricos, los coches sin conductor, y otras formas de moverse utilizando tecnologías avanzadas en todos los campos, como el de los materiales, la energía, la química, el internet de las cosas, el Big Data, etc.

En este siglo de las Ciudades, el de las ciudades globales, un gran esfuerzo es necesario para que todo el ecosistema urbano tome parte con creatividad y compromiso en la transformación de las ciudades, para hacerlas más habitables y más vivas.

En cada una de nuestras ciudades, podemos ser testigos de los esfuerzos que se están realizando en ese sentido. Al mismo tiempo que compartiendo los ejemplos a lo largo del mundo, queremos reivindicar que este tema es  mundial, y que podemos aportar soluciones donde estemos para construir un futuro urbano, donde la calidad de vida sea el aspecto principal.

Auckland

 

En Auckland, la Ciudad de los Coches, es una revolución urbana que está en marcha. Su línea de costa ha sido desbloqueada para la gente, el total de usuarios del transporte público ha aumentado un 140% desde 1994 (el tren un 1.200%) y las calles construidas para los coches se están transformando en un circuito de espacios públicos donde los negocios están floreciendo con un crecimiento del 440% del consumo en la hostelería y donde el peatón es el rey!

Barcelona

 

Barcelona ha estimulado históricamente el uso del transporte público, lo cual se identifica todavía hoy por la red ortogonal de autobuses. Apostando por un uso intensivo de la bicicleta y por el innovador proyecto de las “superbloques”, que minimizan el uso del coche y promocionan el uso del espacio público por parte de los ciudadanos.

Guangzhou

 

El uso diario del transporte público en la mega ciudad de Guangzhou es uno de los más altos del mundo, hasta el punto de desplazar a una población equivalente a la de Suecia de forma diaria. Su “Bus Rapid Transit” y programa de bicis compartidas es uno de los más grandes del mundo, focalizándose en eliminar la dependencia del coche en una de las ciudades que más rápidamente crecen en el mundo.

Hyderabad

 

Para descongestionar el tráfico, el Gobierno del Estado ha planeado varios proyectos para mejorar el transporte público: Hyderabad Metro Rail y el Hyderabad Bycicling Club. Para la conectividad de la última milla, el HBC el HMR y UN Habitat han llegado a un acuerdo para proveer a los pasajeros del metro la conectividad de la primera y última milla: cerca de 10.000 bicicletas incluyendo e-bikes estarán disponibles en cerca de 300 estaciones de bicis. 63 de ellas estarán en las estaciones de metro, mientras que las restantes serán las “estaciones de alimentación” extendidas por toda Hyderabad.

Malmo

 

El tráfico y el plan de movilidad de la ciudad de Malmo describen cómo una aproximación holística puede conseguir una calidad de vida mejor para la mayoría de los residentes, visitantes y otros actores urbanos de Malmo. El plan se basa en la planificación y clarifica cómo el trabajo debe progresar hacía una ciudad con usos mixtos, densa, verde y con distancias cortas.

Medellín

 

En Medellin “el camino de la gente” y la movilidad multimodal son la prioridad a día de hoy.

Hemos redescubierto el valor de caminar y vivir juntos.  

Nuestras ciudades no funcionarán mejor, ni serán más funcionales, sostenibles, equitativas, competitivas, sanas o felices mientras haya coches.

“El camino de la gente” es crucial para la vida pública.

Paris

 

Paris está desarrollando un ambicioso programa para cumplir con los acuerdos de la COP21. El cierre de las autopistas urbanas en las riberas del Sena, la reapropiación de la ciudad para los peatones, el re-desarrollo de las plazas públicas asi las zonas públicas de baño en los canales, la mejora de naturaleza y la biodiversidad, los Campos Elíseos devueltos a los peatones una vez al mes, todos ellos son ejemplos de este compromiso. Paris es una gran capital mundial, y una ciudad pionera en el uso de bicicletas compartidas y coches eléctricos.

Puerto Luis

 

Mauricio, es un país africano emergente. Durante milenios, las ciudades han sido el motor de la política y éste es el caso de Puerto Luis, que se encuentra en una encrucijada de la historia, entre un cambio político y social. A diario somos testigos del cambio de cientos y miles de personas con 100 muertes al año relacionadas con accidentes de tráfico, por lo que solventar el asunto de los coches sería primordial para una Mauricio Sana.

Quito

 

En la víspera de la III Conferencia UN Habitat que tendrá lugar en Quito, el tema de la ciudad sin coches debe elevarse globalmente. En Quito, ha habido un esfuerzo durante al menos una década para disminuir el uso del coche privado en las calles a través de muchas políticas tendentes a mejorar el transporte público. Es sorprendente que sólo el 20% de los desplazamientos se hagan en coches privados mientras que los coches ocupan el 80% de las calles. Hay un proyecto para eliminar los coches del Centro Histórico de la ciudad que debería ser implementado.

Sydney

 

Hay un nuevo tipo de “reclamo” que se está dando en Sydney, conectando las experiencias urbanas, los vastos tesoros de la herencia urbana y un crecimiento equitativo de las economías locales. El fenómeno de la “Ciudad Caminable” de Sydney aspira a presentar reflexiones sobre “el derecho a la ciudad” y la economía, sociedad y cultura centradas en la gente.

Vancouver

 

Como muchas ciudades líderes alrededor del mundo, Vancouver está re-priorizando sus calles y plazas para la gente en lugar de los coches. No se trata de una “guerra contra el coche”, es una lucha por una ciudad mejor para TODOS! Cuando hacemos el caminar, el ir en bici y el tránsito en general algo delicioso, ocupando menos espacio y costando menos dinero público para mover más gente, es algo que funciona para todo el mundo, INCLUSO para los conductores.

Perspectiva global

 

Los deterministas tecnológicos nos hubiesen hecho creer que el futuro del transporte en las ciudades estaría en vehículos autónomos de pasajeros, muy eficientes, que transportarían ciudadanos y visitantes por toda la ciudad en modelos de car-sharing. De hecho, este futuro está siendo puesto a prueba por Uber en Pittsburgh en los EEUU, mientras hablamos. Tal y como pueden ver en esta discusión sobre las ciudades libres (o al menos más libres) de coches, nuestra apuesta es que el futuro de la movilidad en las ciudades se debe focalizar en la gente, no en la tecnología, y que de hecho debemos “volver atrás en el futuro” cuando las calles eran consideradas como un bien público priorizando a los peatones y los ciclistas. Esta transición requerirá de un claro liderazgo por parte de los ayuntamientos y de la ciudadanía inteligente que deben requerir y participar en un futuro libre de coches para nuestras ciudades.

 

1City Design Champion Auckland, 2CEO Anteverti and Smarty City Expo World Congress curator, 3Professor of Entrepreneurship & Sustainabilty, EADA Business School, Barcelona, 4Senior Advisor Metropolis World Association, 5President of the Foundation for Futuristic Cities India, 6Guangzhou Institute for Urban Innovation (GIUI), 7Director of City Planning Malö, 8Professor, Smart City expert and the Mayor of Paris’ Special Envoy for Smart Cities,  9Architect, former chief planner for Medellin, 10President Corporación Ciudad Smart Quito, former Minister of Ecuador, 11CEO Global Creative Leadership Initiative, former President of the International Union of Architects,  12Urbaniste Global Creative Leadership Initiative, 13Urbanist & City Planner,  former chief planner for Vancouver)