¿Cómo hacer las #CallesInteligentes?

Los espacios públicos son tema de debate en los últimos tiempos. Desde la suspensión de licencias turísticas en Barcelona, la polémica de veladores en la ciudad de Alicante, el ruido en Málaga, la ciudad de Venecia con sus cruceros y construcciones polémicas,  o la reversión de la peatonalización de Times Square en New York debido a la polémica de las mujeres que se fotografían con los turistas, vemos que hay problemas donde la tecnología podría ayudar a tomar decisiones con datos fiables y no sólo con sentimientos.

Fuente: BBC 

La propiedad y potestad de ocupación de las calles, plazas o cualquier espacio común normalmente viene regulado por las Administraciones mediante sus normas, siendo algunas con gran detalle y extensión, que conllevan que la vigilancia de su cumplimiento es una tarea que requiere de un gran esfuerzo humano.

¿Puede la tecnología ayudar al control de la ocupación de las calles?

 

Como ya expuse en el post dedicado al ruido en las ciudades (y otros post), voy a mostrar ciertas tecnologías y sistemas que permiten aportar datos reales y soluciones para mejorar la calidad de vida de los ciudadanos.

SOLUCIÓN DE VIGILANCIA CON DRONES

Los drones parecen las navajas suizas del siglo XXI. Tienen usos desde la entrega de paquetes (en España Correos acaba de empezar a probarlos en Asturias en lugares de difícil acceso), evaluar el impacto de desastres y emergencias (podéis comprobarlo en Drone captures devastation of China's Tianjin city)  o contar vacas en el campo.

 

Esperemos que la legislación se adapte a la potencialidad de dicho desarrollo tecnológico. Con esta nueva tecnología podemos saber con precisión cómo se está ocupando la vía pública, hasta si los veladores están ocupando el espacio para el cual tienen permiso.

Para el caso que nos ocupa de la vía pública, como ejemplo de sus de drones, en Argentina, se sobrevolaron centros comerciales de los barrios porteños de Flores y Caballito para registrar la actividad de vendedores ilegales en la vía pública.

 

Esto me inspiró para el uso de software avanzado para la medición de distancias y de áreas. Con un dron como el de la foto, existe una empresa que dispone de un servicio (Dronedeploy) en la nube que permite crear mapas 2D/3D con 2 cm de precisión:

 

¿CUÁNTAS PERSONAS HAY?

Otro tema complicado de resolver, es si las calles están saturadas de personas y por ejemplo, cuánta gente ha entrado de un local en el cual no se han instalado tornos o sistemas de contaje de personas en la puerta o el volumen de personas en una calle que se supone saturada por turismo.

Pues hay una start-up, Placemeter, que ha desarrollado una solución en la nube mediante el envío de imágenes de nuestras cámaras web o con un sensor que venden al precio de 90$, analizan el movimiento que se produce en la calle y presentan informes muy visuales y analíticos para la toma de decisiones.

Como hemos podido ver a lo largo de este post, existen tecnologías muy asequibles para las Administraciones que permiten aportar datos que pueden hacer de nuestras calles lugares inteligentes.