Hacia un nuevo orden urbanístico

La normativa urbanística es expresión e instrumento de aplicación de planes urbanos elaborados para orientar el crecimiento, la densificación y el desarrollo de las ciudades. Su función principal es la de regular usos, ocupación, subdivisión y equipamiento del suelo y de diferentes aspectos de la problemática ambiental. Hoy nos encontramos ante el enorme desafío de construir un nuevo orden urbanístico que devuelva homogeneidad al tejido urbano, instale una sana convivencia de actividades, proponga una mayor densidad poblacional y contribuya a equi-distribuir cargas y beneficios.

Libro "Precariedad urbana y reproducción social en la construcción de la ciudad"

Asociar los procesos de reproducción social y de construcción del espacio urbano en municipios de la región metropolitana de Buenos Aires durante las últimas dos décadas constituye el propósito que motiva este trabajo, en el que se sintetizan los resultados alcanzados en un proyecto de investigación acreditado por la Universidad Nacional de General Sarmiento y subsidiado por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Argentina).

Miradas sobre #Berlín: una ciudad en constante reconstrucción

Berlín es la ciudad capital de la República Federal de Alemania, con su distrito central de 3,4 millones de habitantes y centro del área metropolitana de Berlín/Brandenburg, de 4,4 millones de habitantes. Su población ha aumentado significativamente desde el fin de la Segunda Guerra Mundial. Luego de la reunificación germana, el 3 de octubre de 1990, Berlín se convirtió en una ciudad-estado independiente, como Hamburgo y Bremen.

Construyendo centralidades cívicas: estrategias de articulación espacial y funcional

En nuestras ciudades ciertos procesos tendenciales se tornan estructurales. Las políticas públicas consagran a través del tiempo esas lógicas de consolidación. Tal el caso de la cualificación creciente de áreas centrales en desmedro de las áreas periféricas. En general, se confirman centralidades en torno al área fundacional de la ciudad, a la que confluye luego un encadenamiento radial de subcentralidades urbanas de diferentes jerarquías.

Representar la periferia: entre diferencias simbólicas y fronteras de marginalidad

La noción de periferia en ciudades latinoamericanas ofrece como presupuesto la marginalidad misma, entendida -siguiendo a Gutiérrez- como “una integración de poblaciones que no están fuera de la sociedad sino que están insertas en ella y ocupando la posición más desfavorable” (Gutiérrez, 2002). De modo que la estructuración de prácticas y de representaciones es traducida en habitus, en un sistema socialmente constituido (Lizardo, 2009). Y alude al mismo espacio social bourdieano como campo de fuerzas donde los grupos sociales se definen por sus posiciones relativas, según el volumen y la estructura del capital que posean (Bourdieu, 1989).

Cómo abordar el déficit habitacional

El enfoque de las políticas públicas sobre el elemento-tópico vivienda está agotado. Es necesaria una visión integral sobre la problemática que se pueda resumir en una transición necesaria desde la conceptualización de “la vivienda como quid del problema” a una extensión de la mirada a “el hábitat como quid de la cuestión”. Esto permite contar con una mirada holística sobre las necesidades de la población -cada vez más creciente- que se encuentra en situación de vulnerabilidad en sus derechos de acceso a la vida urbana.

Argentina: el papel de las ciudades intermedias

Las ciudades tienen orígenes diferentes pero crecimientos similares. Cuentan con un núcleo histórico-institucional, con infraestructura ferroviaria a la que se le superponen (tiempo después) las rutas del transporte vehicular. La ciudad crece al ritmo de las subdivisiones de las manzanas fundacionales, de las quintas aledañas y de las chacras próximas, que fueron valorizando la tierra rural y la propia ciudad con autonomía de los servicios públicos. Hoy muchas de esas ciudades forman constelaciones metropolitanas.

El desafío de hacer ciudad con equidad

La ciudad es el espacio por excelencia en el que la sociedad se reproduce, donde los asentamientos humanos físicamente se expresan. Y en su proceso de evolución pueden reconocerse varias etapas. La primera de ellas es la expansión: la ciudad crece transformando el suelo rural en urbano. La segunda es la consolidación: se ocupan algunos espacios, se abren algunas calles, se construyen viviendas, se tienden servicios. Y la tercera etapa es posible identificarla con la densificación: las áreas consolidadas comienzan a crecer en altura.

Páginas